La Opinión A Coruña   23/07/2020                                                                                                                                                                                                                                                                            “Como dice Tonucci, la ciudad en la que habitamos se ha vendido, se ha prostituido”, aseguró ayer la creadora y directora del programa A Vila do Mañá, Sandra González, en referencia al autor de La ciudad de los niños. La iniciativa revisa el diseño de ciudades y villas a través de la mirada de los niños y aboga por la recuperación de espacios para el peatón y la reconfiguración de las urbes “a medida de las personas”. El proyecto ha llegado por ahora a más de 2.000 niños en Galicia -en 2019 dio el salto a Brasil- y se desarrolla con apoyo de la Diputación, que ayer presentó la segunda fase a cargo del responsable provincial de cultura, Xurxo Couto, y la directora del programa. Couto alabó la intención del proyecto de fomentar “que el espacio urbano deje de ser hostil para humanizarse”. De la comarca coruñesa, han participado niños de Arteixo y estaba previsto un taller en Cambre todas las tardes de este verano, pero se ha anulado por el Covid-19, igual que muchas otras actividades previstas. La pandemia, señaló González, ha permitido ver con más claridad la importancia de vivir en ciudades con suficientes espacios para caminar y pasear.

Comparte!