La Opinión 14/08

                                                                                                                                                                                                                                                                                                 

Sus sombras proyectadas sobre la calzada de la calle Faragullas, en Teixeiro, en el tramo que discurre junto a la escuela infantil, invitan mejor que cualquier señal de tráfico a pisar el freno.

Comparte!